Temas diarios:

Por qué el VAR no escapa de la polémica: críticas a los aciertos y los motivos de las quejas en La Liga

Por qué el VAR no escapa de la polémica: críticas a los aciertos y los motivos de las quejas en La Liga

Fecha: 1 Octubre 2020 00:56

Pellegrini y Joel han sido expedientados por la RFEF por sus quejas. Es el tercer año del videoarbitraje en España, pero la controversia no acaba.

El VAR no ha traído la paz, ni la traerá. Por lo menos, en el fútbol español. Es el tercer año que se usa en LaLiga y las quejas de los equipos persisten. Solo han hecho falta un par de jornadas para que varios entrenadores y varios futbolistas alcen la voz. Es cierto que se han ido puliendo detalles y ha mejorado el sistema en los dos años que tiene a sus espaldas, pero no lo suficiente para convencer a los protagonistas.

El debate de los árbitros no se ha acabado con el VAR. Le ha dado otros tintes, aunque las quejas vienen a ser las mismas: que si a los equipos grandes se les revisa más que a los pequeños, que unas cosas se miran y otras no... De poco vale que los errores arbitrales se hayan reducido, algunos se siguen sin fiar del videoarbitraje y así se vio el pasado fin de semana.

En la jornada 3 del campeonato, el VAR fue el protagonista por encima de los Luis Suárez, Ansu Fati, etc. Hasta en cuatro partidos hubo un equipo que acabó enfadado con el sistema y quejándose en público. Donde más polémica hubo fue, sin duda, en el partido que enfrentó al Betis y al Real Madrid en el Benito Villamarín y que acabó con victoria blanca por 2-3. Al silbato estuvo Ricardo de Burgos Bengoetxea.

Los aciertos del VAR

Los aciertos del VAR

El VAR fue decisivo en el marcador final. Enmendó errores graves de un De Burgos que no vio en primera instancia la roja directa de Emerson ni el penalti de Marc Bartra por mano. Le avisaron desde la sala y tras mirar el monitor rectificó sus decisiones. Aquello cabreó al Betis, que tras el pitido final estalló en los micrófonos y en las redes sociales.

Pellegrini y Mandi, expedientados

Primer fue Mandi, que a pie de campo dijo lo siguiente: "Hay cosas sobre las que no puedo hablar, elementos contra los que no puedes luchar". Menos comedido fue el guardameta Joel Robles: "Llevo mucho tiempo en el fútbol y siempre pasa lo mismo. Estamos calientes. Hay jugadas pequeñas que siempre te pitan a favor del grande. Todas las jugadas dudosas se sancionan siempre a favor de los grandes. A ver si alguna vez cambia esto".

Al portero del Betis le han salido caras sus palabras, como a su entrenador Manuel Pellegrini: "Penalti, expulsión, VAR y Real Madrid, juntos son demasiado", dijo el técnico chileno en rueda de prensa. La RFEF tomó cartas en el asunto y el Comité de Competición ya le ha comunicado al club sevillano que ha expedientado tanto a Pellegrini como a Joel. Ahora es tiempo para los señalados de dar sus versiones, pero el castigo podría ser severo.

Manuel Pellegrini en rueda de prensa

Manuel Pellegrini en rueda de prensa

Ambos se enfrentan a una posible sanción de entre cuatro y doce partidos (además de una multa económica de entre 600 y 3.000 euros). Eso sería en caso de estimarse que ponen en duda la labor del árbitro De Burgos Bengoetxea y el VAR. La RFEF se ha puesto seria en este asunto y está por ver si entrenador y jugador salen impunes o se da ejemplo castigándoles para sentar precedente ante el resto de clubes.

Las otras quejas en La Liga

Y es que las del Betis, repetimos, no fueron las únicas quejas. "Si vas ganando los parones duermen el partido, pero si necesitas ganar es al contrario". "Si estás tres minutos revisando una jugada, esta de clara no tiene nada... Y nos dijeron que el VAR estaba para las jugadas claras. No entiendo qué buscaba el árbitro en la falta de Pape Diop, pero parece que queremos rizar el rizo". Esas palabras pertenecen a José Luis Mendilibar, técnico del Eibar, tras caer contra el Athletic el domingo.

Y hay más. A Álvaro Cervera, entrenador del Cádiz, le dijeron que había una posible falta sobre Choco Lozano previa al segundo gol del Sevilla, que ganó 1-3 el domingo: "Les resbala lo que yo digo, que expliquen por qué se tarda cuatro minutos en mirar una cosa y ni un segundo en otra. Si se ve y no es falta pues vale pero estás en el campo y no entiendes por qué unas cosas se miran y otras no. Que expliquen qué se mira y qué no. Y si ese es el criterio, pues ya está. Estás en el campo y no sabes cuándo se mira una cosa o no. Y ese es el desconcierto que tenemos en el campo".

Ni a Mendilibar ni a Cervera se les ha expedienta, tampoco a Óscar García, técnico del Celta, equipo que el domingo sacó un empate ante el Valladolid: "Si se tiene la humildad de ir al VAR, no pasa nada, porque todo el mundo se equivoca, pero es necesario unificar criterios", dijo quejándose de un penalti a favor de los pucelanos (y que convirtió Sergi Guardiola que para él no era: "Si ha jugado al fútbol, sabrá que no era penalti", dijo sobre Sánchez Martínez.

Pero, ¿es legítimo que se critiquen decisiones del VAR que son aciertos? En el Villamarín no hubo errores desde la sala, aunque pueda haber debate. La realidad es que si De Burgos pita ambas acciones de primeras, nadie se habría llevado las manos a la cabeza. Aún así, los equipos, en sus protestas, reclaman que el VAR debería intervenir menos, solo en errores graves y no para diferir en 'criterios' del árbitro. Sea como sea, el fútbol español no se escapará de las polémicas arbitrales otro año más. Tampoco el VAR.

[Más información: Joaquín lloró por el arbitraje del Betis - Real Madrid y también por La Isla de las Tentaciones]


Etiquetas:  Por qué el VAR no escapa de la polémica críticas a los aciertos y los motivos de las quejas en La Liga


COMENTARIOS


Noticias populares

NOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTO