Temas diarios:

China y EE UU escalan “la batalla de los consulados”

China y EE UU escalan “la batalla de los consulados”

Fecha: 25 Julio 2020 21:15

Pekín ordena el cierre de la oficina de Chengdu en represalia por la medida adoptada en Houston y eleva la tensión a niveles desconocidos desde 1979

China ordenó el viernes a EEUU el cierre de su Consulado General en el suroeste de la ciudad de Chengdu, en respuesta a la directiva americana por el cierre del Consulado General en Houston, intensificando así un duelo diplomático entre ambas superpotencias que se están tambaleando hacia una nueva Guerra Fría y que podría deshacer los lazos que tardaron décadas en establecer.

Ciudadanos pasean por delante de la oficina diplomática de Estados Unidos en Chengdu, en la provincia de Sichuan /Foto: STR/EFE

Pekín ya había advertido que tomaría represalias, después de que se le diera inesperadamente 72 horas - hasta el viernes - para desalojar su consulado de Houston (Texas), y había instado a Estados Unidos a reconsiderar.

“Esta contramedida tomada por China es una respuesta legítima y necesaria al acto injustificado de EE UU y se ajusta al derecho internacional, a las normas básicas de las relaciones internacionales y a las prácticas diplomáticas consuetudinarias”, dictaba un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Ministerio de Pekín justificó así la medida tomada y apuntó a Estados Unidos como responsables del deterioro de las relaciones invitándoles a “retractarse inmediatamente” de su decisión de cerrar el consulado en Houston.

Tras el anuncio cientos de miles de usuarios de redes sociales chinas, que habían denunciado la orden de Estados Unidos de cerrar la misión de Houston, aplaudieron la respuesta.

De hecho, el comentario, “¡transformemos el edificio en un restaurante de sopa caliente!”, en referencia a un plato popular de la región, obtuvo 100.000 votos a favor en la cuenta de Weibo de la emisora estatal CCTV.

La advertencia de China llegó horas después de que el secretario de Estado americano, Mike Pompeo, pronunciara un discurso en el que esbozaba una postura cada vez más agresiva de la Administración Trump hacia China en prácticamente todos los aspectos de la relación, desde el comercio hasta la tecnología.

“Debemos admitir una dura verdad que debería guiarnos en los años y décadas venideras, que si queremos tener un siglo XXI libre, y no el siglo chino con el que sueña Xi Jinping, el viejo paradigma del compromiso ciego con China simplemente no lo conseguirá”, enfatizó Pompeo el jueves.

La Administración estadounidense ha aumentado la retórica y ha tomado medidas cada vez más enérgicas en las últimas semanas, lo cual, según algunos analistas, forma parte de la estrategia del presidente Donald Trump para ganar votos en las elecciones de noviembre.

En mitad del fuego cruzado de acusaciones, Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, criticó en redes sociales duramente los comentarios del mandatario americano acusándolo de estar “lanzando una nueva cruzada contra China en un mundo globalizado” y de que lo que están haciendo “es tan inútil como una hormiga tratando de sacudir un árbol”.

Por el momento no parece haber un plazo para desocupar el consulado, pero Hu Xijin - editor jefe del periódico Global Times - propiedad del Partido Comunista, apuntó que el plazo de aviso era de 72 horas. “Significa que el consulado de Chengdu estará cerrado el lunes por la mañana”, escribió en Twitter.

El deterioro de los lazos entre las potencias se ha producido por una serie de factores, que van desde la nueva pandemia de coronavirus a las prácticas comerciales y empresariales de Pekín, sus reivindicaciones territoriales en el Mar del Sur de China y las recientes medidas aplicadas en Hong Kong o la región del extremo occidental de Xinjiang.

Las acciones de “ojo por ojo” se suceden en medio de una dramática escalada de tensiones sin precedentes entre las dos economías más grandes del mundo. El martes, Washington le dio a Pekín 72 horas para cerrar su misión en Houston, Texas, alegando espionaje económico y al intento de robo de investigaciones científicas - una afirmación que la parte china llamó “calumnia maliciosa”.

A los acontecimientos se suma el hecho de que el jueves, el Departamento de Justicia de EE UU acusó al consulado chino en San Francisco de albergar a una investigadora china, Tang Juan, que está acusada de mentir sobre sus antecedentes en el ala militar del Partido Comunista mientras realizaba en una solicitud de visado.

Por ello el departamento anunció cargos criminales de fraude de visado contra Tang y otros tres investigadores chinos.

Cinco consulados en China

Washington mantiene cinco consulados en el territorio continental chino -en Guangzhou, Shanghai, Shenyang, Chengdu y Wuhan- así como un consulado general para Hong Kong y Macao.

El consulado de Chengdu se estableció en 1985, y tiene alrededor de 200 empleados de los que aproximadamente 150 son chinos contratados localmente, por lo que el cierre podría acabar afectando más a la población local que a los norteamericanos. El distrito consular abarca la controvertida región autónoma del Tíbet, el municipio de Chongqing y las provincias de Sichuan, Yunnan y Guizhou.

El actual cónsul general americano en Chengdu, Jim Mullinax, asumió el cargo en agosto de 2017, después de servir como consejero económico en la embajada de EE UU en Yakarta.

Esta misión a punto de ser clausurada, ha sido el centro de la controversia en el pasado. En 2013, China exigió a EE UU una justificación a un programa de espionaje después de que un mapa de alto secreto filtrado por el analista de inteligencia fugitivo, Edward Snowden, mostrara las instalaciones de vigilancia en las embajadas y consulados de EEUU en todo el mundo - con el consulado de Chengdu entre ellos.

En el mismo lugar fue donde el alto funcionario chino Wang Lijun huyó en 2012 de su poderoso jefe Bo Xilai, que era entonces jefe de la cercana metrópolis de Chongqing.


Etiquetas:  China y EE UU escalan la batalla de los consulados


COMENTARIOS


Noticias populares

NOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTO