Temas diarios:

Así es la nueva guerra del fútbol español: el parón por el coronavirus y los partidos cada 48 horas

Así es la nueva guerra del fútbol español: el parón por el coronavirus y los partidos cada 48 horas

Fecha: 25 Marzo 2020 23:20

El parón por el coronavirus ha abierto un nuevo conflicto entre Javier Tebas y Luis Rubiales por esta posible medida.

Los conflictos entre Javier Tebas y Luis Rubiales han marcado la historia reciente del fútbol español. Desde que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol accedió a su puesto estas dos personas públicas han librado batallas que hasta han llegado a la justicia. Horarios, partidos fuera de España, derechos televisivos... son muchos los motivos que han propiciado estas 'guerras' que han extenuado a los principales afectados, los aficionados.

La situación que vive España no está para anteponer conflictos personales. La crisis económica y social que ha provocado el coronavirus va a afectar a todos los sectores y el mundo del fútbol tampoco se va a librar. Ante este panorama que se presenta sin competiciones hasta nuevo aviso los clubes y las competiciones van a pagar este parón, sobre todo, económicamente.

Para paliar las consecuencias el Gobierno fue el primero en acomodar medidas a los empresarios. Pero estas soluciones no agradan a todo el mundo y en el fútbol nacional ya están provocando las primeras asperezas. Son muchos los clubes que están recurriendo a la vía del ERTE para solventar este período de la forma más benévola posible. La Segunda B y la Tercera están viendo cómo se suceden los anuncios día tras día y el debate se ha trasladado ya al primer nivel donde los equipos de Primera y Segunda ya piensan en la posibilidad de aplicarlo.

Luis Rubiales, en rueda de prensa telemática

Luis Rubiales, en rueda de prensa telemática EFE

La principal vía para remitir los efectos económicos de la pandemia es el regreso a la competición. Nadie tiene respuesta para la pregunta sobre cuándo remitirán las consecuencias del Covid-19, pero todo los diferentes entes vislumbran el panorama que se presentará el día que el país torne a la normalidad y la sociedad pueda ir volviendo a hacer vida normal poco a poco. Con este mural de fondo se presenta la nueva 'guerra' del fútbol entre Federación y LaLiga, con la Asociación de Fúbtolistas Españoles como invitada.

Hay unanimidad en el país y en Europa con la opción de que esta temporada termine. Aunque los clubes italianos han mostrado alguna duda, la vía que las competiciones deportivas tomarán está encaminada a que todo lo que está en juego se decida sobre el campo. Nada de dejar el año en blanco, ni de proclamar campeones y descendidos por decreto.

Es por eso que, en vistas de que la próxima temporada pueda empezar con normalidad, cuestión más cruda con el paso de los días y el empeoramiento de la situación a nivel global, se buscan fórmulas para cuadrar el calendario. Los hay más cautos y los hay más atrevidos, pero ni una forma de actuar ni la otra han conseguido hasta ahora la unanimidad deseada; bien sea por las guerras previas o por el hecho de que es difícil poner a todo le mundo de acuerdo aunque estén en juego muchos millones de euros.

Tebas lanzó la primera piedra

LaLiga hizo público, a través de su presidente, una fórmula posible para acabar la temporada en cuanto se pueda regresar a la acción. Primero con la disposición a jugar a puerta cerrada para poder agilizar la vuelta a los campos y después con la posibilidad de jugar encuentros de La Liga cada 48 horas, forma con la que se acabarían rápido las 11 jornadas que restan para proclamar un campeón de la edición 2019/2020.

Javier Tebas, en El Partidazo de la Cadena COPE

Javier Tebas, en El Partidazo de la Cadena COPE Twitter (@partidazocope)

Tebas quiere que a 30 de junio La Liga esté acabada, aunque es una cuestión que no puede controlar. El presidente de la patronal de clubes pondría como fechas límite entre el 14 y el 18 de mayo para regresar a la competición, según informó en una entrevista en El Partidazo de COPE, siempre confiando en que la situación crítica que está provocando el coronavirus lo permita. 

Hay que tener en cuenta que la Champions League y la Europa League, que esta semana también dejaban sin fecha sus finales, se disputará entre medias. Así que todas estas fechas también tendrán que sincronizarse con las máximas competiciones continentales. Además, los clubes necesitarán un período de preparación, una pretemporada, para recuperar la forma física que han perdido y todos puedan estar en igualdad de condiciones.

Rubiales, confrontando sin confrontar

El tono de Luis Rubiales durante la rueda de prensa que ha dado para explicar las medidas que ha presentado a los presidentes de las territoriales este miércoles ha sido el de enterrar cualquier hacha de guerra sin dejar de lanzar puyas a LaLiga. Para empezar, ha dejado abierta la posibilidad de que se juegue a puerta cerrada, sin dejar de recordar que los aficionados son importantes y que este espectáculo es por y para ellos.

Más asertivo ha sido cuando habló sobre los encuentros cada 48 horas. "Jugar cada 48 horas es inhumano, en otros deportes puede, pero es muy difícil en el fútbol profesional, hay que quitarse de la cabeza esa idea", sentenciaba el presidente de la Federación. Para Rubiales, hay que buscar soluciones sin poner en riesgo la salud de los jugadores.

El que fuera en su momento presidente de AFE no ha dado esas soluciones, porque ellos no elaboran calendarios. "No nos gusta jugar a ser adivinos", declaraba Rubiales. No ha querido poner fechas límites tampoco, pero sí que ha dejado claro que esta temporada va a terminar aunque sea en julio, agosto o septiembre. "Nos sentimos tranquilos diciéndole a clubes y aficionados que lo que se gane o se pierda sea en el terreno de juego", explicó un Rubiales convencido de sus medidas.

Aganzo, el mediador

Un papel relevante ha cogido David Aganzo. El presidente de AFE saltó a la palestra tras reunirse con Tebas y Rubiales para dirimir la suspensión "hasta que el Gobierno lo estime" de La Liga. Los futbolistas son los principales afectados de esta situación ya que sin que se garantice que no habría riesgo de contagio jugando los partidos, no podría volver la competición.

David Aganzo, durante un acto de AFE

David Aganzo, durante un acto de AFE EFE

Bajo este paraguas, y tras una reunión con Tebas para dejarle claro que no se mostraba a favor de que se aplicasen ERTEs en los clubes de La Liga, se abrió un nuevo rumor convertido en noticia en la noche del martes. Juan Antonio Alcalá desvelaba en El Partidazo de COPE un acuerdo entre LaLiga y AFE para que los jugadores cobraran entre un 15 y un 20 por ciento más si jugaban partidos cada 48-72 horas.

Aganzo desmintió esta información, a pesar de la confirmación de la misma por parte de un miembro de la Junta Directiva de AFE, Queco Piña, que no es afín al actual presidente del sindicato de los futbolistas. Lo que no desmintió es que los jugadores estén dispuestos a jugar bajo esa franja temporal. "Vamos a intentar que no", es lo que dijo esa misma noche. De hecho, Rubiales confirmó este miércoles que en la reunión en la que estuvieron las tres partes, AFE mostró que estarían dispuestos a ser flexibles.

El problema de los contratos

En EL ESPAÑOL ya se expusieron los riesgos que había si no se terminaban las competiciones antes del 30 de junio con los contratos que vencían a esa fecha y las cesiones previstas para acabarse ese día. Todo está supeditado a que UEFA y FIFA lleguen a un acuerdo para exponer de manera excepcional una medida que permitiera a estos jugadores terminar la campaña con los clubes en los que están.

Si Tebas puede desarrollar su plan, seguramente esto no sería un inconveniente. Los jugadores no verían su futuro condicionado al término de las competiciones y serían libres para firmar por otro club. Lo mismo sucedería con los cedidos que regresarían a sus equipos de origen para volver al trabajo después de unas vacaciones antes de empezar la nueva temporada.

Pero aún se desconoce hasta qué punto va a mantener este estado de alerta el coronavirus, de forma que el plan de Tebas podría no llevarse a cabo ni jugando cada 24 horas. Urge que se de una respuesta a esta situación para prever cualquier calendario a corto plazo. Aunque desde Inglaterra ya están proponiendo un mercado de traspasos abierto hasta el mes de enero del año que viene para que todos estén en igualdad de condiciones. En cualquier caso, esta medida está pensada para permitir a los clubes tener más flexibilidad para hacer operaciones ante el marco de problemas económicos que se viene tras superar la crisis sanitaria.

La 2020/2021, en el aire

Sin duda el plan de Tebas tiene el fin de que esta temporada afecte en el menor grado posible a la 2020/2021 y pueda desarrollarse con normalidad. La amenaza económica se multiplicaría si el inicio de la siguiente campaña se aplaza o se tiene que reducir en su número de partidos.

Si el problema con el año presente en La Liga es que a los clubes les faltaría por cobrar casi un 25 por ciento de los derechos televisivos, estaría por ver lo que sucedería con el dinero de la 2020/2021 y hacer que la brecha que ha abierto la crisis del Covid-19 sea más grande.

Mariano Díaz, en el momento del gol

Mariano Díaz, en el momento del gol REUTERS

Pero a Tebas se le avecina un problema si no puede reanudar la temporada antes de ese 18 de mayo: el verano. Las altas temperaturas que se registran en España podrían suponer un inconveniente añadido a su intención de jugar en plazos de tiempo cortos.

Si a provocar que los jugadores descansen solo entre 48 y 72 horas mientras a la vez se ejercitan le añades que tengan que entrenar a más de 30 grados y jugar partidos a esas temperaturas, el castillo de naipes que está barajando el presidente de LaLiga se caería por su propio peso.

Por eso Luis Rubiales insistía tanto con el informe médico que ha encargado para estudiar las consecuencias de jugar en esos plazos durante su comparecencia de este miércoles. Esta será una de las principales bazas que llevará consigo el presidente de la Federación para provocar que la temporada se pudiera reanudar en agosto para acabarla con menos prisas y con todas las seguridades sanitarias.

Tebas ha tardado poco en volver a disparar después de que en la misma tarde de este miércoles rechazase la mano que tendió Rubiales. Este le ofreció buscar vías en común para ofrecer créditos a los clubes profesionales y que no tengan que recurrir a esos ERTEs. Esta sería la fórmula que ha planteado la Federación para adelantar dinero que les pudiera faltar a los equipos durante el parón por el coronavirus.

El presidente de LaLiga se ha acogido a la disposición adicional primera del Real Decreto 5/2015 de la venta centralizada de televisión. Tebas 'agradecía' el gesto y apuntaba con un "os ha vuelto a pasar" hacia la crítica que hizo Rubiales por no tener asegurados los ingresos televisivos. Y la batalla solo ha hecho que comenzar.

[Más información - Rubiales no ve viable jugar cada 48 horas cuando vuelva La Liga: "Los futbolistas son personas"]


Etiquetas:  Así es la nueva guerra del fútbol español el parón por el coronavirus y los partidos cada 48 horas


COMENTARIOS


Noticias populares

NOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTO