Temas diarios:

Portazo de Colau al Hermitage de Barcelona

Portazo de Colau al Hermitage de Barcelona

Fecha: 28 Enero 2020 01:54

Toyo Ito diseña el hipotético museo Hermitage de Barcelona El proyecto del Hermitage se desencalla El Hermitage: ¿oportunidad o especulación?

Al contrario que Ámsterdam o Málaga, Barcelona no tendrá sede del Hermitage, el legendario museo de arte de San Petersburgo. Tras años de especulaciones, campañas a favor y en contra y filtraciones de renders sobre el edificio que iba a albergar el museo (el último, con la firma del Premio Pritzker Toyo Ito), finalmente Barcelona ha dicho «no» al proyecto de levantar una franquicia de la gran pinacoteca rusa.

El Ayuntamiento presentó ayer cuatro informes desde las perspectivas de movilidad, urbanismo, cultura y viabilidad económica para justificar su decisión. La razón más evidente es su ubicación en la Nueva Bocana del Puerto, una zona que se vio muy dañada por el temporal Gloria la semana pasada con desperfectos cifrados en 12 millones de euros. «Es un espacio frágil del litoral de la ciudad por su proximidad con el mar», explicó Sanz, que también incidió en la falta de conexión de la zona con el resto de la ciudad: la parada de metro más cercana, la Barceloneta, está a dos kilómetros. El antiguo barrio de pescadores ya acumula suficientes problemas de transporte y saturación turística como para añadir uno más.

En un contexto de «sostenibilidad» en el que más que construir, la prioridad debería ser rehabilitar el patrimonio existente, la propuesta del arquitecto japonés (un flamante edificio cubierto por placas blancas que simulaban las olas del mar) no ha convencido al consistorio. Sanz tildó a la propuesta como «una seta» que carecería de «sentido» y sugirió otros posibles emplazamientos que el Ayuntamiento estaría dispuesto a estudiar, como la zona del World Trade Center, el [email protected] o las Tres Chimeneas. «Los proyectos tienen que adaptarse a la ciudad, no la ciudad a los proyectos», afirmó.

Los informes también son negativos a la hora de valorar la viabilidad económica y el proyecto cultural. El teniente de alcalde de Cultura, Joan Subirats, calificó las previsiones de visitantes del proyecto presentado como «excesivamente optimistas». Los promotores cifraban en 850.000 los visitantes que tendría el museo el primer año, un número similar al del Museo Picasso. El estudio proyectaba un millón y medio de visitas dentro de 13 años, apostando por que el museo recibiría más visitas que el Guggenheim, el Thyssen-Bornemisza o los museos de Dalí de Figueres, los más visitados de Cataluña sólo por detrás del Museo del Barça. Unas expectativas que el Ayuntamiento ha encontrado poco realistas.

La muerte en 2018 de Jorge Wagensberg, ex director de CosmoCaixa, con una respetada trayectoria museística y designado para liderar el proyecto, también ha restado solidez a la viabilidad proyecto. El informe cultural critica la estrategia de «museos satélites» tan en boga últimamente (¿tiene sentido un Louvre en Abu Dabi?, se pregunta) y critica que primen los criterios cuantitativos de «turismo, consumo y marca» frente a los cualitativos: «Es un ejemplo típico de cultura de franquicia: nombres conocidos, proyecto banal». «Una franquicia de un gran museo no es un museo; para serlo, hace falta un proyecto cultural específico», se lee en el informe que el equipo de Colau le encargó a Josep Ramoneda, director del CCCB durante 21 años.

Las reacciones no se hicieron esperar: la formación de Manuel Valls tildó de «gran error para Barcelona» la decisión «pese al total apoyo de los ciudadanos del barrio de La Barceloneta -los más afectados por el top manta- y de más de 40 entidades culturales». Para Valls se trata de «otro ejemplo de la oposición ideológica del equipo de Colau al sector privado» al que hay que sumar «su poco apoyo a la Agencia Europea de Medicamentos y su veto al hotel Four Seasons». El diputado y concejal Ferran Mascarell de Junts x Cat -que en 2013 viajó con Artur Mas a San Petersburgo para sentar las primeras bases del acuerdo- afirmó: «Nadie pondría nada en duda si allí se tuviesen que situar centros comerciales», afirmó, «en cambio, si se trata de un museo, se hacen informes a granel», recoge Efe.


Etiquetas:  Portazo de Colau al Hermitage de Barcelona


COMENTARIOS


Noticias populares

NOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTO