Temas diarios:

Barones del PP piden cambios en Génova y más peso a los veteranos

Barones del PP piden cambios en Génova y más peso a los veteranos

Fecha: 27 Enero 2020 01:54

Entrevista. Javier Maroto: "Pedro Sánchez se ha rendido a Podemos, por eso desprecia a Juan Guaidó" Oposición. Alarma en el PP por la "falta de estrategia" de Pablo Casado con el pin parental Análisis. El PP, 'guerra cultural' o alternativa de Gobierno

El reparto de roles del PP, de cara a una legislatura en la oposición que se antoja larga, ha reabierto el debate en el seno del partido. Los cambios en Génova (Elvira Rodríguez sustituye a Isabel García Tejerina y Enrique López, a Rafael Catalá) han gustado en el ala moderada de los populares, pero no se consideran suficientes. No, al menos, para aquellos barones que piden «reforzar» la dirección y, al tiempo, dar galones a los «veteranos» del Congreso para «contrarrestar» el poder parlamentario de Cayetana Álvarez de Toledo.

Los dirigentes territoriales consultados por EL MUNDO creen que la legislatura va a durar un mínimo de dos años, por lo que Casado debe repensar la estructura directiva del partido y, a poder ser, ampliarla con perfiles de peso político que le permitan confrontar al Gobierno con rigor, pero, al tiempo, sean capaces de propiciar pactos de Estado. Y, sobre todo, que logren «acaparar» el centro y la derecha «sin caer en la crispación». Es decir, sin dejarse contagiar por Vox. A su juicio, en el entorno del líder popular falta «veteranía».

Por eso, algunos de los principales barones apuestan por «reforzar» a los perfiles «veteranos» en el Congreso de los Diputados, como son Ana Pastor, vicepresidenta segunda de la Cámara, y José Antonio Bermúdez de Castro, que fue secretario general del Grupo Parlamentario Popular en la anterior legislatura. E incluso a dos que han recuperado el escaño, como son Carlos Aragonés, ex director de Gabinete de José María Aznar, y Gabriel Elorriaga, ex secretario de Estado que ha ocupado en los últimos meses el cargo de jefe de asesoría parlamentaria del partido y que ocupará el escaño que abandonará Isabel García Tejerina.

Entre los nuevos líderes, más jóvenes, discrepan en la forma, pero no en el fondo: «No creo que sea un tema de veteranos, sino de reforzar la direccion», apunta una dirigente nacional. «Debemos volver a la imagen que conecta con el PP que salió de las primarias de Casado», agrega.

El papel de Álvarez de Toledo ha despertado de nuevo un debate que estaba soterrado en el PP. El sector más centrista cree que hay que acotar sus parcelas de poder, por su perfil «duro». E incluso en Génova han surgido críticas contra ella, por su empeño en ir «por libre» y no aceptar argumentarios ni recomendaciones de nadie que no sea Pablo Casado o Teodoro García Egea, opinan. En esa pugna por ganar (o consolidar) cuotas de poder, el presidente del PP ha sido su principal valedor.

La idea de los barones consultados es que el Congreso sea el eje de la oposición del PP, pero no sólo «comentando lo que el Gobierno hace mal y diciendo a todo que no», sino buscando, también, ser más influyentes y propositivos, opinan las fuentes. Y tendiendo la mano más al PSOE en asuntos como las pensiones, el Poder Judicial, la reforma de la financiación o la educación. O sea, demostrando que el PP es un partido «que mira al centro» y puede «ensanchar» sus bases y ser, por tanto «una alternativa real» de Gobierno. De esa forma, opinan, los votos de Vox volverán al PP, «al menos la mitad».

En el influyente entorno de la fundación Faes no opinan igual, y alertan de que los pactos de Estado con el PSOE pueden acabar siendo «trucos» de Pedro Sánchez para aprovecharse del PP, lo que dejaría un flanco de la oposición expedito para Vox.

Sentido institucional

En el ala moderada del PP subrayan que tanto Alberto Núñez Feijóo como Juanma Moreno y Alfonso Fernández Mañueco gobiernan «mirando al centro», y que Isabel Díaz Ayuso y Fernando López Miras, más afines a Casado, han demostrado que anteponen el «sentido institucional» a la oposición de choque frente a Sánchez. «Ambos han demostrado con datos que no existe adoctinamiento en sus comunidades, y que cuando eres un partido de gobierno, priorizas la realidad al regate corto».

A los barones les gustó «mucho» el discurso del presidente del partido en la Junta Directiva Nacional del pasado 13 de enero, pero se han sentido decepcionados con la estrategia de Casado sobre el pin parental. En la dirección de Génova hay quien opina igual: «Nosotros somos el PP, ya está bien de mirar a los demás». O sea, a Vox.


Etiquetas:  Barones del PP piden cambios en Génova y más peso a los veteranos


COMENTARIOS


Noticias populares

NOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTO