Temas diarios:

Cecilia Vicuña, Premio Velázquez: "Las protestas en Chile son un acto de belleza colectiva"

Cecilia Vicuña, Premio Velázquez:

Fecha: 19 Noviembre 2019 20:24

Chile. El primer mes de crisis

Estoy obligada a ser/ Un ángel con la pelvis/ En llamas. Cecilia Vicuña (Chile, 1948) comenzó a publicar poesía en los años 60, las palabras le servían no sólo para escribir sino para armar formas que eran a la vez una manera de protesta, otra forma de escapar, de decir en voz alta aquello que le daña. Cecilia Vicuña es una artista experimental, una poeta experimental, una activista concreta. El legado del pensamiento indígena vertebra su obra que viaja por el arte, la escritura o el cine, y siempre en primera fila del feminismo y la defensa de la naturaleza.

Su trabajo es amplio, concreto e inconcreto a un tiempo. En 1980 escapó de Chile para esquivar la dictadura de Pinochet. Se instaló en Nueva York y desde ahí continuó buscando, probando, acertando, levantando la voz. El Premio Velázquez, dotado con 100.000 euros y convocado por el Ministerio de Cultura ha apuntado este martes a Cecilia Vicuña. Una artista que hasta la Documenta 14 de Kassel, en 2017, era casi un nombre de culto.

Ahí fue cuando su obra, por vez primera en más de cuatro décadas, asumió un papel principal dentro de las decenas de propuestas internacionales. En Kassel fue la primera vez que el nombre de Vicuña se hizo sitio en el proceloso mapa de la creación contemporáneo. Propuso una instalación, Quipu Vientre, una gran pieza de lana roja, metáfora de la unión de los seres humanos y la menstruación, «la unión de todos nosotros con el cosmos. La menstruación es la continuidad de la vida, es un evento cósmico», señala. «Nunca olvidaré el momento de la inauguración», recuerda la artista. «Estaba ante un grupo de políticos y autoridades en un momento de gran emoción y les dije: 'Este es el momento en que la humanidad tiene que modificar su curso, y tiene que escuchar es el pensamiento ancestral'».

Y es que el discurso de Vicuña se despliega por ahí, en la idea de lo ancestral y el pensamiento visionario indígena, «que ha sido históricamente sepultado y continúa siendo masacrado». Su trabajo está representado en algunos museos internacionales como la Tate Modern de Londres, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Contemporáneo, ambos de Chile, el Institute of Contemporary Arts (ICA) en Londres, el Whitney Museum, el Museo de Arte de Berkeley (California) o el MoMA de Nueva York.

Cecilia Vicuña recibe la noticia de la concesión del Premio Velázquez en pleno proceso de revuelta social en su país. «Las protestas son un acto de belleza colectiva», exclama. «Un movimiento no violento que se levanta contra las injusticias cometidas por una clase dominante y un Gobierno que no respeta los derechos humanos es de una belleza indescriptible». El arte, según Cecilia Vicuña, no cambia el mundo pero sí la perspectiva desde la que lo miramos. Así es.


Etiquetas:  Cecilia Vicuña Premio Velázquez Las protestas en Chile son un acto de belleza colectiva


COMENTARIOS


Noticias populares

NOTICIAS DE ÚLTIMO MINUTO